La ciencia y la ética

La palabra ética proviene del griego ethos cuyo significado es “costumbre“. Tiene como objeto de estudio la moral y la acción humana. Su estudio se remonta a los orígenes de la filosofía moral en Grecia y su desarrollo histórico ha sido diverso. Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios determinados. Esta sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como ‘malo’, ‘bueno’, ‘correcto’, ‘incorrecto’, ‘obligatorio’, ‘permitido’, etc, referido a una acción o decisión. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. De este modo, se están estableciendo juicios morales.

Si nos atenemos a los valores éticos de la ciencia. Y no se trata de aquellos valores que afectan a la indagación científica contemporánea, sino que si uno se remonta muchos siglos atrás, como es el caso de las relaciones e investigaciones armamentísticas que se centran… Por mucho que se insista en fomentar las ciencias para el progreso de las sociedades humanas nadie puede pasar por alto, por ejemplo, el imponente papel que desempeña la investigación destinada a generar la maquinaria armamentística.  Como muchos de ustedes saben ya, los principales consumidores de los fondos destinados a la investigacion, el desarrollo y la invencion son los ejércitos, la cual debería ser una materia de profunda reflexión. Aterra la influencia de los denominados eufemísticamente gastos de defensa.

Por mucho que tengamos una imagen negativa de la investigacion cientifica para areas militares, tenemos que recordar el delicado equilibrio de paz en la tierra, al final tenemos que recordar que poseer metodos de defensa nos da la satisfaccion de un pais “seguro”, el desarrollo armamentista es “un mal necesario”, pero aun asi debemos de cuestionar los metodos que se implementan para la “defensa”, replicas que se puede decir que salen de los videojuegos, plagas como armas biologicas, robots soldados, clones, virus y venenos. ¿Es realmente necesario?

La Farmaindustria (casi toda) y la agroindustria (la conocida Montsanto y otras muchas multinacionales con el mismo pelaje) jamás salen bien paradas de cualquier análisis que no proceda de sus propias mentes. Corrupción, falsificación de resultados y todo tipo de malas prácticas parecen ser sus señas de identidad. Recordemos que la farmaindustria debería preocuparse por nuestra salud, mientras la agroindustria del abastecimiento de alimentos “sanos”. Sin embargo, las primeras deniegan medicamentos a donde más se necesitan, a la par que evitan investigar otros sumamente necesarios debido a que no son rentables. Y aquí el fraude y la mala praxis de los científicos afloran a la luz una y otra vez. Lo mismo ocurre con la agroindustria que secuestra la soberanía alimentaria de los países con menos recursos. Ya nos vendieron en la década de los años 60 del siglo pasado la “Revolución verde” que terminaría con el hambre en el mundo. Cincuenta años después ya vemos los resultados. Por un lado, cada día que pasa hay más hambre en el planeta, por otro, la degradación ambiental generada como la pavorosa contaminación de suelos y aguas, deforestación, perdida de biodiversidad, etc. por ella enferma y mata a millones y millones de personas.

Para entender lo que sucede en el mundo debemos de abandonar un es tado de “bienestar” porque esto nos nubla la vista, la prensa confunde la poblacion, ni ellos conservan su etica todo por conseguir un mejor “raiting”, obiando el objetivo de la informacion que ellos manejan, cencurando parte importantes por el miedo a ser atacados, obiando informacion y mintindo, la socieda mejor decide creer y no luchar por ignorancia y conveniencia.

Por ello y muchas cosas mas que dejare pasar por alto en mi primera entrada, es que e dedicado este web al estudio y desarrollo de la etica en areas como la ciencia, primeramente debemos de entrar en inmensa reflexion acerca de las muchas y bien llamadas “conspiraciones”, esto es una web que desea alarmar ni alterar de cualquier modo a las personas, simplemente recuerden que “hay que dudar de todo” (Descartes).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s